Hace mucho que no escribo, por varios motivos, lo primero de todo porque Blogger me trajo loquita unos días y no podía actualizar. Quizá resuelva esto pronto, ya tendréis noticias. El hecho de mudarme y empezar a trabajar a la vez tampoco me ha permitido tener tiempo (y ganas, algunas días en que he trabajado 8 horas he acabado realmente cansada) y para rematar he pillado un catarrazo de aúpa, con una tos que parece que llevo un monstruo dentro. Pero ya estoy mejor. La tos sigue ahí, pero me encuentro casi bien.
El catarro me ha dado la oportunidad de probar los servicios médicos de emergencia británicos. Fui por recomendación de Jordi al St. Mayry’s Hospital (en la zona de Paddington, como mi trabajo, el día que fui casi me da algo con el frío que hacía y mis escalofríos debidos al catarro). Como siempre busco información de los sitios de los que hablo para poder contaros un poco más y también para aprender, claro (nunca te acostarás sin saber algo más). En Wikipedia (que también tengo que reconocer que no es el sitio más fiable, pero siempre encuentro anécdotas curiosas), además de aprender que el hospital se fundó en 1845 y que en aquel momento (al no haber sanidad pública) era un hospital “de caridad”, de voluntarios, para la clase media de la época, he descubierto que aquí se inventaron la heroína (para usos médicos, claro, es un opiáceo derivado de la morfina, de hecho en el cuerpo la heroína se transforma en morfina) y la penicilina; también que aquí han trabajado dos premios nobel (uno de ellos Alexander Fleming por descubrir accidentalmente la penicilina) y que han nacido aquí los principes Harry y William y el hijo de éste con Catherine y también Elvis Costello y Kiefer Sutherland. Seamos realistas, hoy en día los nacimientos “famosos” no se hacen en el hospital a donde vamos todos, al menos no en esa ala, sino un en área privada que hay dentro del hospital. Pero bueno, el caso es que forma parte del mismo complejo donde estuve este pasado miércoles.

Por cierto en el hospital hay un museo dedicado a Fleming, en el laboratorio donde descubrió la penicilina y que han restaurado para que tenga la apariencia que tenía en 1928 que fue el año del gran descubrimiento. Se puede visitar de lunes a jueves de 10 a 13 horas. Quizá me acerque un día después de trabajar, puede ser curioso.
Hoy en día el St. Mary’s Hospital es un hospital universitario. Son varios edificios que conforman un complejo hospitalario bastante grande, es fácil perderse. Resulta muy curioso que tengan una especie de ipads que te dan al terminar la consulta para que rellenes una encuesta para que los pacientes evalúen qué centros funcionan mejor, si tiene alguna queja,… Esto es para todo el National Health System o NHS, en su web cuando buscas cualquier centro médico, como yo con mi GP (General Practicioner, vamos el médico de cabecera de toda la vida), te dice si ese centro está por debajo o por encima de la media de todo el sistema sanitario, puedes leer críticas,… me parece un sistema buenísmo).
Me atendieron fenomenal pero lo que me dijeron que tenía es un cold y que tenía que pasar through it, o sea, a mantener el tipo. También me dio el típico ventolín que le dan a los asmáticos porque al tener la garganta con infección respiraba fatal (a mi amiga Alicia se lo dieron el otro día, ser lo darán a todos aquí…). El médico que me atendió me explicó todo con mucho detalle (aquí parece que sí le dan importancia a explicarte todo, saber cómo funciona la enfermedad, etc, no sólo te das pastillas y ya). También me dijo que era muy normal tener 3 resfriados al año aquí, que tomase mucho zinc y vitamina C para prevenirlos…
Dejemos de hablar de hospitales y de catarros, que con el invierno que me espera esta será la primera pero no la última vez que hable del tema jejeje. De hecho, acabo de leer que este invierno va a ser de los peores históricamente, y que la semana que viene vamos a fliparlo-pero-mucho, con hasta -5º en el sur de UK y con ¿nieve?. Aún no estoy preparada para esto.
En mi casita estoy muy bien, muy contenta. Ya están instalados Marina (27, italiana, estudiante de algún tipo de post-grado que no logro entender, no sé aún cómo funciona la universidad aquí. En italia era profesora y aquí hace algo como un doctorado), Jinni o algo similar (26, coreana de Seúl, busca trabajo en moda), Steffano & Steffano (parece el nombre de una pareja de diseñadores jejeje 20 y 21, trabajan aquí los dos en el Hilton de Edgware Road, en la cocina). El ambiente es muy bueno, la gente majísima. Tenemos un salón y un jardín estupendos. Y la habitación que comparto con Ana también está muy bien. Tenemos que ver cómo nos apañamos para colocar todas nuestras cosas en la habitación (sobretodo las de Ana, yo como acabo de llegar tengo menos) Nos pasaremos por Ikea, que me encanta 🙂 .

Nuestra habitación nada más llegar. Con las camas “gemelas”.

Todavía tenemos que ordenar cosas, aunque la habitación ya tiene mejor aspecto.

Este es nuestro patio trasero. Pequeñito pero muy apañao…

El salón, con mucha luz, aunque algo frío porque tiene mucho ventanal. Aquí tenemos una mesa grande y un sofá para ver la TV.

Y la habitación, algo más ordenada.

Y en el trabajo también todo bien. Hago sandwiches, coloco, limpio, hablo con clientes, recojo mesas, empaqueto comida,… vamos lo típico.

Ahora estoy disfrutando por fin de tener un espacio para mi, compartido con otra gente, pero mío, y empezando de verdad a ver cómo es vivir aquí. Poco a poco. 🙂

He visitado un montón de sitios en estos días (Candem, Primrose Hill,  la Tate Britain, Covent Garden, China Town,…

Por cierto,  en el barrio chino me compré una galleta de la suerte con Jordi (Sonia, te acuerdas del juego de mesa aquel que teníamos que iba de galletas de la suerte, cómo se llamaba? Aún lo tengo en casa. Ahhh Detectives en Pekín hahaha).

 
Y la galleta de la fortuna dijo que “Estoy destinada a vivir una gran aventura”
Suena: The Long Blondes – Once & Never Again (que le ha gustado mucho a Ana)
See you!

Anuncios